Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Innovación tecnológica: El futuro del tratamiento de la diabetes

 

El cuidado de la diabetes ha avanzado mucho en las últimas décadas; al fin y al cabo, la primera microinfusora de insulina salió al mercado en 1963 y  el autoanálisis de la glucemia existe solamente desde mediados de la década de los ‘80. ¿Qué está por venir?


En desarrollo: administración de insulina automatizada - el páncreas artificial

Para llevar las microinfusoras de insulina al siguiente nivel, se está evaluando un páncreas artificial, que combina un monitor continuo de glucosa, una microinfusora de insulina y una microinfusora de glucagón (por si el nivel de glucemia disminuye demasiado), todos ellos controlados mediante una aplicación que se puede descargar desde un smartphone. El objetivo es controlar el nivel de glucemia y ajustar la dosis de insulina durante todo el día; se trata de productos que aportarán muchas funciones para que puedas pensar menos en la diabetes. http://sites.bu.edu/bionicpancreas/


También se está desarrollando un parche mucho más pequeño y compacto que detecta los niveles de glucemia y administra insulina de manera automática (aunque posiblemente no esté disponible hasta dentro de algunos años).1


Ahora: cómo conectarte con tu nivel de glucemia y con tu médico

Las nuevas opciones que existen para monitorizar los datos de glucemia y conectarte con tu médico pueden simplificar enormemente el control de la diabetes. Las aplicaciones disponibles en los smartphones y las páginas web ofrecen una gran variedad de opciones para gestionar los datos disponibles. Sin embargo, un equipo de investigadores en Noruega descubrió que el máximo potencial se encuentra los siguientes hechos:2


  • Gracias a la transferencia constante de datos del medidor a la aplicación, no es necesario introducir  la información manualmente y se reduce el riesgo de que se produzcan errores humanos.
  • Compartir datos de manera automática con los padres o con un cuidador ayuda a que los adultos guíen a los niños cuando controlan la glucemia fuera de casa.
  • Los registros electrónicos de salud facilitan la revisión del tratamiento con el equipo sanitario. 

Más innovaciones en el futuro


También se están desarrollando ideas para detectar la acetona (un biomarcador asociado a la glucemia) en el organismo.


  • Ingenieros de la Universidad de Michigan, en los Estados Unidos, están evaluando un sensor que puede “oler” los niveles altos de glucemia.3
  • Se está investigando el desarrollo de una prueba que permita conocer el nivel de glucemia mediante el análisis del aliento del paciente.4
  • Es posible que en un futuro próximo también tengamos disponibles tatuajes temporales que monitoricen los niveles de glucemia, una vez se averigüe cómo transmitir los datos a los pacientes.5

Hoy y todos los días: recordando los principios básicos

Comer bien, mantenerte activo y dormir lo suficiente quizá no suene como algo nuevo o emocionante. Sin embargo, continúa siendo la base del control exitoso de la diabetes y de una vida saludable. Por lo tanto, aunque la tecnología tiene mucho que ofrecer para el cuidado de la diabetes, es importante no perder de vista las soluciones ya demostradas con pocos o ningún recurso tecnológico. Recuerda, es tu futuro. Comprométete con tu salud todos los días y tus esfuerzos darán frutos durante toda tu vida.

Comer de forma saludable 

No es necesario que pongas en riesgo los niveles adecuados de glucemia para disfrutar de tus alimentos favoritos. A continuación, te explicamos cómo comer saludablemente, ya sea cuando cocinas en casa o cuando vas a un restaurante

Hidratos de carbono y tus niveles de azúcar

Los hidratos de carbono son azúcares. El organismo los procesa formando glucosa, que es una fuente esencial de energía. Contar los carbohidratos que ingieres en cada comida y combinarlos con la dosis adecuada de insulina ayuda a mantener los niveles de glucemia en el rango seguro establecido.1 También te permite comer una gran variedad de alimentos. De hecho, tu dieta puede incluir cualquier tipo de alimento con moderación, por lo que no tienes que dejar de comer los alimentos que más te gustan.

Alimentos con un alto valor nutricional 

Hay muchos alimentos que son saludables, pero los alimentos que listamos a continuación son incluso más saludables para las personas con diabetes, ya que tienen un índice glucémico más bajo o menor cantidad de carbohidratos netos  lo que ayuda a estabilizar los niveles de glucemia.2

  1. Una ración de legumbres aporta una buena cantidad de fibra y la misma cantidad de proteína que hay en 28 gramos de carne. Además, son una buena fuente de magnesio y potasio.
  2. Los vegetales de hoja verde son una excelente fuente de fibra, proteína, vitaminas y minerales, y contienen muy pocas calorías y carbohidratos.
  3. Los cítricos contienen  abundantes cantidades de vitamina C y de fibra.
  4. Los boniatos brindan más fibra, vitamina A y son más antioxidantes que las patatas blancas.
  5. Los frutos secos son una excelente fuente de antioxidantes, fibra y vitaminas.
  6. Los tomates, al igual que los cítricos, contienen abundantes cantidades de con bajo contenido en carbohidratos, vitaminas C y E. También son una muy buena fuente de hierro.
  7. El salmón o cualquier pescado rico en ácidos grasos omega 3 ayuda a reducir los triglicéridos, disminuye la presión sanguínea y reduce la inflamación. El Omega 3 es una de las “grasas saludables”.
  8. Los alimentos integrales tienen todo el ácido fólico, los ácidos grasos omega 3, el magnesio, el cromo, la fibra y el potasio que el pan blanco pierde cuando es procesado.
  9. Las nueces crudas son el tentempié perfecto, ya que contienen grandes cantidades de grasas saludables  y fibra.
  10. Los lácteos desnatados son una importante fuente de vitamina D. En particular, el yogur natural sin azúcar contiene bacterias probióticas, que mantienen los intestinos en buen estado y ayudan al sistema inmunitario.

Control de las raciones de hidratos de carbono de la comida

Para conseguir un buen cálculo de la cantidad de insulina que necesitarás en cada comida, es importante que cojas experiencia en la identificación y contaje de hidratos de carbono. Es muy útil consultar tablas de hidratos de carbono a base de raciones de 10 gramos (una ración equivale a la cantidad en gramos de un alimento con 10 gramos de HC). 

Si cocinas en casa, puede ser muy práctico utilizar una báscula de cocina y tazas medidoras. De esta manera, sabrás exactamente cuántos carbohidratos ingieres, en lugar de calcular una aproximación. En el transcurso del día, estas pequeñas inexactitudes pueden llevar a que el recuento de carbohidratos no sea el correcto.

De qué manera ayuda el medidor de glucosa

Al monitorizar tú mismo los niveles de glucosa, puedes ajustar lo que vas a comer o la cantidad de insulina que utilizarás. Varios productos de Accu-Chek®, como el medidor Accu-Chek® Aviva Expert o la bomba de insulina Accu-Chek Combo tienen una calculadora integrada para establecer la dosis de bolo, que calcula la dosis de insulina según los resultados de glucemia más recientes y la cantidad de hidratos de carbono que vas a ingerir. Este tipo de tecnología te permite disfrutar de tus comidas sin tener que preocuparte por contar manualmente la cantidad de hidratos de carbono que ingerirás.  Lograr mantenerte dentro de los rangos de glucemia establecidos  hace que haya menos riesgo de desarrollar problemas de salud en el futuro.

 

La importancia de reconocer los hidratos de carbono en los alimentos

Un alimento no necesita ser dulce o azucarado para aumentar los niveles de glucosa. Cualquier alimento que contenga hidratos de carbono afectará los niveles de glucosa en la sangre, ya sean patatas, pasta, pan o caramelos.1


Está claro que no todos los alimentos tienen el mismo efecto. ¿A qué se debe esto?


Comer alimentos con alto contenido en proteínas, grasas o fibra, junto con los hidratos de carbono, puede hacer que el organismo los absorba más lentamente. Es por eso que el alto contenido de fibra en los alimentos integrales ayuda a que no aumenten los niveles de glucosa en sangre. Es más, incorporar hidratos de carbono como parte de una comida que incluya grasas y proteínas también puede ser beneficioso. 2


¿Qué alimentos no contienen hidratos de carbono? Los vegetales de hoja verde, la carne y el pescado, el tofu, los quesos, los huevos, los frutos secos y los alimentos con alto contenido en grasa.3 Para asegurarte de contar adecuadamente la cantidad o raciones de hidratos de carbono, puedes utilizar una guía o materiales de ayuda de contaje de hidratos de carbono.


Desde luego, hay otras razones para reducir la ingesta de alimentos azucarados y reemplazarlos por otros tipos de hidratos de carbono. Por ejemplo, si comes una patata pequeña te sentirás mucho más satisfecho que si comes una cucharada de mermelada. Además incorporará fibra, vitamina C y potasio a su cuerpo. Recuerda que hay muchos alimentos que aunque en menor cantidad pueden contener hidratos de carbono.


Son aproximadamente 10 gramos de hidratos de carbono / una ración de hidratos de carbono:2,3,4,5


1 rebanada de pan de una barra de 1/4


15 g  de pasta o cuscús (peso en crudo)


15 g de arroz (peso en crudo)


20 g de lentejas o legumbres  (peso en crudo)


50g de patata hervida


200 g de melón


50g de uvas


300g de lechuga


200ml de leche


2 yogures naturales

Preparándote para el embarazo 

 


¿Por qué comenzar temprano? Nunca se sabe


Una vez que comienzas a intentar quedarte embarazada, podría suceder en cualquier momento. Los niveles altos de glucemia pueden afectar al bebé en las primeras semanas del embarazo, incluso antes de saber que estás embarazada. Si controlas los niveles de glucemia con más frecuencia, posiblemente eso te ayude a tener un buen control,  ya que te facilitará la identificación de patrones en los valores de glucemia y  te permitirá responder de manera rápida a los niveles elevados o bajos de glucosa en la sangre.


Cosas que puedes hacer para prepararte para el embarazo


  • Lee al respecto, pero no demasiado. Cuando entiendes los riesgos, puedes tomar precauciones para reducirlos, pero la situación puede ser agobiante si recibes demasiada información. La mayoría de mujeres con diabetes viven embarazos sanos y felices.
  • Busca un buen médico. Busca un especialista que tenga experiencia tratando a otras mujeres con diabetes. Tú y tu médico tendréis una relación muy cercana durante el embarazo, por eso, es importante que trates con alguien con quien te sientas cómoda.
  • Pregunta sobre tus objetivos. Tu médico quizá quiera que llegues a tener un rango de glucemia más estrecho cuando estás tratando de quedarte embarazada y durante el embarazo.1
  • Ajusta los niveles de glucemia. Es muy importante para tu salud que mantengas los niveles de glucemia en rango, durante el embarazo e incluso antes de dar a luz.1

Una vez te quedes embarazada, dispondrás de más consejos de los que puedes manejar, ya sea por parte de tu médico, como de tus familiares, amigos y conocidos. Trata de quedarte con la información más fiable y sonríe. Después de todo, hay un bebé en camino.


 


 

Cuatro buenas razones para considerar utilizar una bomba de insulina

¿“Ser o no ser” partidarios? El uso de una bomba de insulina tiene muchas ventajas. Es una herramienta que puede ser muy interesante para el manejo de la diabetes. Si estás pensando en cambiar su tratamiento y utilizar a una bomba de insulina, te recomendamos analizar los puntos que detallamos a continuación junto con tu equipo médico.

  1. Control de la glucemia. Debido a que las bombas de insulina imitan la manera en que un páncreas sano libera insulina, su uso puede contribuir a optimizar el control de tu nivel de glucosa en sangre y a reducir los episodios de hipoglucemia.1 Con una microinfusora, las dosis de insulina pueden ajustarse de forma más exacta a las actividades y necesidades de las personas durante el transcurso del día. Sin embargo, si buscas sacar el máximo partido de la bomba de insulina, necesitarás dedicación: deberás monitorizar el nivel de glucemia, contar los hidratos de carbono y calcular las dosis de insulina para las comidas para mantener el equilibrio necesario.
  2. Dosis exactas de insulina durante las comidas. Actualmente muchas bombas de insulina incluyen recomendadores que calculan la dosis de bolo de insulina según los niveles de glucemia, los hidratos de carbono que se ingerirán y la insulina que se ha suministrado anterioremente y que es todavía activa. Este cálculo más exacto puede mejorar el control de la glucemia.2 Para facilitar el cuidado de la diabetes, el sistema de bomba de insulina Accu-Chek® Combo permite calcular una dosis de bolo de insulina en el mismo medidor y luego administrar este bolo de manera remota, sin siquiera tocar la bomba.
  3. Menos inyecciones para administrar la insulina. Esta es una consideración importante. Algunas personas prefieren utilizar cambiar la aguja o cánula de su sistema de infusión cada 2 o 3 días en lugar de administrarse inyecciones varias veces al día. Los sets de infusión actuales cuentan con agujas ultra finas y ofrecen una variedad de diseños que se adaptan prácticamente a todos los individuos, incluso niños y personas delgadas y atléticas.
  4. Libertad. Algunas personas se preguntan si tener un dispositivo médico conectado físicamente a sus cuerpos no es una limitación. Sin embargo, la mayoría se sorprenden al descubrir que la bomba de insulina les da más libertad y flexibilidad, ya que pueden comer cuando quieren y disminuir la administración de insulina cuando están más activos.

Entonces, ¿qué es lo mejor para ti? Eso depende de lo que penséis tu equipo médico y tu. Si crees que la idea de una bomba de insulina es interesante, consulta con tu médico para determinar si eres un buen candidato para esta terapia.

¿Cómo imitan las bombas de insulina a un páncreas sano?

La terapia con microinfusora de insulina imita estrechamente el comportamiento  de un páncreas sano mediante la administración flexible de dosis de insulina “basal” durante todo el día, más un “bolo” adicional de insulina durante las comidas según los hidratos de carbono ingeridos.

La insulina y la diabetes tipo 2: cinco cosas que debes saber

¿Te ha hablado tu médico sobre la insulina? Muchas personas tienen dudas y sentimientos encontrados sobre la insulina, por lo general, basados en mitos que no son ciertos. A continuación te presentamos 5 consideraciones a tener en cuenta:


  1. El problema de la diabetes radica en la insulina, no en el azúcar. Después de todo, el azúcar no causa la diabetes. Las personas que tienen diabetes tipo 2 no producen suficiente insulina o su organismo no la usa adecuadamente; por lo tanto, no pueden procesar correctamente la comida que ingieren.1 
  2. Iniciar el tratamiento con insulina es normal para la mayoría de las personas. El hecho de que necesites insulina no significa que no hayas cuidado bien la diabetes. La diabetes es una enfermedad progresiva, lo que significa que aunque controles muy bien tus niveles de glucemia, es probable que con el tiempo tu organismo produzca menos insulina o que la use con menor eficiencia.2 Eventualmente, es probable que la diabetes progrese hasta un punto en el que los medicamentos por vía oral y otras opciones ya no sean suficientes para mantener los niveles de glucemia en un rango seguro.1 De hecho, la mayoría de las personas con diabetes tipo 2 comienzan a utilizar insulina a los 5-10 años de haber sido diagnosticados.3
  3. Otros medicamentos para la diabetes tipo 2 no son lo mismo que la insulina.  Los comprimidos que tomas por vía oral y otros medicamentos inyectables no son insulina. Estos medicamentos ayudan al organismo a utilizar la insulina que produce. La insulina no puede administrarse por vía oral, ya que sería destruida al llegar al estómago antes de poder ser absorbida y pasar a la circulación. Es por eso que se inyecta por vía subcutánea.
  4. Las inyecciones de insulina no duelen tanto como podrías pensar. A nadie le gustan las inyecciones, pero muchas personas se sorprenden cuando descubren que es mucho más sencillo de lo que esperaban.1 Hoy en día, otros medicamentos para la diabetes también son administrados con una inyección; por lo tanto, es probable que te hayas acostumbrado un poco más a recibir inyecciones.
  5. La insulina no es la causante de los problemas en los pies, ojos y otras partes del cuerpo. Quizás hayas escuchado que alguien empezó a utilizar insulina y luego tuvo problemas en los ojos o en los pies. Quédate tranquilo, ya que la insulina no provoca este tipo de efectos secundarios. Es más, si la persona afectada hubiera comenzado a utilizar insulina antes, quizás se hubiera podido prevenir o retardar la aparición de estos problemas de salud.1

Muchas personas consideran que comenzar a utilizar insulina tiene un impacto positivo. Después de todo, con un mejor control de la glucemia, tienes más energía y te sientes mejor.1 De manera que sí, es posible que tu vida cambie, pero que cambie para mejor.

Autoanálisis: consejos para sacarle el máximo partido

Para las personas con diabetes, los datos que obtienen cuando analizan los niveles de glucemia son la clave para mantener la salud bajo control. Tales datos ayudan a tomar decisiones sobre los medicamentos, los alimentos y el ejercicio físico que ayudarán a conseguir un mejor control reduciendose el riesgo de complicaciones de la diabetes a largo plazo.1


A continuación, compartimos algunos consejos para conseguir los mejores resultados posibles.


Guía: Cuándo medir los niveles de glucemia

Por lo general, los autoanálisis de glucemia que se llevan a cabo son los siguientes:2


  • Antes del desayuno (ayunas)
  • Antes de la comida/cena
  • Dos horas después de las comidas
  • Antes de ir a dormir
  • Antes y después de hacer ejercicio físico intenso
  • Cuando no te encuentras bien

Otros casos en los que se necesitaría controlar la glucemia:


  • Cambios en la rutina al viajar
  • Cuando cambias o ajustas la dosis de insulina o de los medicamentos
  • Cuando experimentas síntomas que indican niveles de glucemia bajos o elevados
  • Antes y después someterte a procedimientos quirúrgicos
  • Después de someterte a procedimientos dentales
  • Cuando estás enfermo
  • En momentos de estrés
  • Cuando tienes síntomas premenstruales

Antes de realizar los autoanálisis

Lávate las manos y sécalas antes de realizar una punción en la zona lateral de la yema de los dedos. Alterna los dedos y los lados para evitar la formación de callos ya que estos podrían complicar la obtención de una buena muestra de sangre. 


¿Tienes miedo a las agujas?

¿Las agujas te producen ansiedad, náuseas o sensación de desmayo? Esto no te pasa solamente a ti. Desafortunadamente, el estrés que causa esta fobia puede interferir con tu salud y el miedo que experimentas puede darte razones que parecerían válidas para evitar el tratamiento o los controles periódicos de glucemia. Pero como saltarse la medicación no es una opción, te proporcionamos algunos consejos para que te sientas cómodo con las agujas.


  • Pídele a tu equipo médico que te explique cuál es la manera más rápida y menos dolorosa de realizar una punción en el dedo.
  • Utiliza un dispositivo de punción. Las agujas son particularmente delgadas y están cubiertas para que la punción sea más sencilla.
  • Utiliza una lanceta nueva para cada autoanálisis que realices. La punta de las agujas usadas puede desafilarse o doblarse si son utilizadas reiteradamente.

Cuidado de las tiras reactivas


Aunque en general tiras reactivas son de fácil utilización,  es necesario que las sigas las indicaciones de conservación que indique el fabricante para que el resultado de los autoanálisis sea lo más preciso posible. Las tiras también caducan por lo que es importante que revises bien las instrucciones de uso de las mismas para conocer si existe un máximo de meses de utilización tras la apertura del envase. 


Saber qué funciona y qué no

¿Te encuentras bien a pesar de que los resultados de glucemia son demasiado elevados o demasiado bajos? ¿O no te encuentras bien aunque los resultados indiquen que los niveles de glucemia están dentro del rango normal?  En estas situaciones la recomendación es repetir la medición para compruebar si los resultados indican los mismos niveles antes de decidir hacer algo al respecto Recuerda lavarte y secarte bien las manos para evitar que restos de comida o agua en los dedos pudieran influir en el resultado. Durante un tiempo, compara los resultados más recientes con los resultados que obtuviste anteriormente. Anota si has estado enfermo o estresado, si habías bebido alcohol, si acababas de realizar ejercicio o alguna otra actividad que podría afectar los niveles de glucemia.3


Accu-Chek® ofrece herramientas para poder analizar y comprender mejor los resultados de los niveles de glucemia. Esto te permitirá a ti y a tu equipo médico identificar patrones y observar de qué manera el estrés, la comida, el ejercicio etc. afectan los niveles de glucemia. 


¿Por qué es importante realizar autoanálisis de los niveles de glucemia?


  1. Porque en función de los resultados, se pueden tomar mejores decisiones con respecto a la comida y al ejercicio físico
  2. Porque poder analizar los datos  facilitará el ajuste del tratamiento
  3. Porque al controlar mejor la diabetes, las personas se sienten mejor
  4. Porque con un mejor control, se reducirá el riesgo de complicaciones de la diabetes a largo plazo

Porque dormir es importante

Cuando duermes lo suficiente, quizás observes que te resulta más sencillo controlar los niveles de glucemia. Estas más alerta durante el día, tienes más energía, menos estrés y una mejor predisposición para manejar tu diabetes.

Observa qué sucede cuando no duermes lo suficiente. Además de otros aspectos que pueden interferir en tus horas de sueño, como los cambios en la rutina o el estrés, las personas con diabetes pueden sufrir posibles complicaciones asociadas al sueño. Tanto los niveles altos como bajos de glucemia pueden interrumpir el sueño. Es posible que las personas con diabetes tipo 2 que no duermen lo suficiente sean más resistentes a la insulina y les resulte más difícil controlar los niveles de glucemia.1 El síndrome de apnea del sueño también es frecuente en personas que tienen diabetes tipo 2, y la neuropatía puede causar dolor en las piernas, lo que dificulta dormir.

La buena noticia es que todo eso se puede controlar por completo y tener una noche larga y saludable de descanso. Teniendo esto en cuenta, a continuación incluimos algunos consejos para poder dormir bien.

8 consejos útiles para dormir bien

  1. Relájate antes de ir a dormir. Procura terminar cualquier actividad física o tarea diaria al menos una hora antes de acostarte.
  2. Si es posible, acuéstate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Trata de no hacer la siesta por la tarde.
  3. No comas mucho antes de irte a dormir, ni bebas alcohol o cafeína por la noche.
  4. Evita beber líquidos al menos una hora antes de acostarte, así no te despertarás de madrugada para ir al baño. Ve al baño antes de acostarte.
  5. Si estás estresado, intenta practicar técnicas de relajación como: meditación, respiración profunda, yoga, leer el libro que más te guste, escuchar música tranquila o escribir en un diario.
  6. Haz de tu habitación un lugar cómodo, que no esté ni demasiado frío ni demasiado cálido y que haya tranquilidad y oscuridad. Si utilizas tu habitación como oficina o como sala de estar, trata de cambiar este hábito. Tu habitación debe ser un lugar para descansar, no para distraerse.
  7. Apaga todos los dispositivos electrónicos antes de acostarte, especialmente, dispositivos como el móvil o el ordenador portátil.
  8. Sabemos que quieres mucho a tus mascota/s, pero ella/s pueden interrumpir tus horas de sueño, así que trata de que no duerma en tu cama o, si sufres de alergias, directamente que no duerma en tu habitación (por supuesto que esto no incluye a los perros de alerta médica).

Cómo controlar los niveles de glucemia por la noche

Es importante que midas tus valores de glucemia una hora antes de irte a dormir. Para evitar que los niveles de azúcar en sangre disminuyan durante la noche, puedes ingerir un tentempié que te ayude a mantener niveles normales de glucemia durante toda la noche. Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de glucemia a las 3:00h de la mañana para asegurarse de que los niveles de glucosa se mantienen estables. Si utilizas una bomba de insulina, ajusta los índices basales en caso de que tus niveles de glucemia tiendan a disminuir durante la noche.

Cuándo consultar a tu equipo médico

Si tienes problemas para dormir, esperamos que los anteriores consejos sean útiles. Sin embargo, si aún continúas luchando para poder dormir bien por la noche considera hablar con tu equipo médico. 

Cómo darle la vuelta a un mal día

Todas las personas con diabetes tienen días buenos y malos, días en que los niveles de glucemia se mantienen en los rangos establecidos y días en los que las cosas no funcionan bien. Cuando tengas un mal día, esto es lo que puedes hacer para darle la vuelta.

La perspectiva lo es todo

Cambia la forma de pensar, cambia tu vida. Cuando te das cuenta de que la diabetes tiene impacto en tu día a día y que es el momento de aprender sobre tu propia salud, has dado el paso más importante para mejorar tu día y para vivir una vida más saludable. ¡No olvides reírte! El humor permite ver cosas cotidianas desde una nueva perspectiva. Es por eso que el humor alivia tanto el estrés, porque te saca de su estado mental actual, aunque sea sólo por un rato.

Sigue avanzando

Nadie es perfecto y hay muchos tropezones en el camino que todas las personas con diabetes –de verdad, todas–deben superar con el tiempo. Ya sea compensar de más los niveles bajos de glucemia, subestimar o sobrestimar el recuento de hidratos de carbono u olvidarse de hacer una pregunta en una visita  al equipo médico, no eres el único al que te pasan estas cosas. La idea es seguir avanzando y poder darle la vuelta a las cosas para que el resto del día sea positivo.

Cuando estás estresado

Si tienes un mal día, el estrés puede aumentar el nivel de glucemia.1 El estrés no puede eliminarse por completo, pero sí podemos tratar de controlarlo. Presta atención a cómo te hace sentir el estrés física y emocionalmente. Empieza a relajarte dejando de realizar las actividades que te producen estrés, aunque sea por 5 minutos. Decide hacer cambios pequeños en tu vida que alivien el estrés con el que estás lidiando actualmente.

Cuando estás sensible

Los niveles fuera de rango de glucemia afectan el humor de las personas. Comienza por tratar los picos elevados y bajos de glucemia. Otras opciones que ayudan a relajarse incluyen ir a dar una vuelta, darse una ducha o un baño, llamar a un amigo y contarle los problemas que tienes, hacer algo con lo que disfrutes mucho, como escuchar música, o hacer una lista de las cosas por las que estás agradecido, incluyendo lo que has aprendido por tener diabetes.

Sobre la depresión

Todas las personas tienen bajones, pero la depresión es distinta. La tristeza, la pena, la ansiedad son emociones humanas normales que sufrimos por momentos cortos y de las cuales nos recuperamos. Sin embargo, la depresión es una enfermedad que provoca sentimientos intensos de tristeza, de pena y de ansiedad que parece que no desaparezcan. Es posible que tu equipo médico no se de cuenta si estás depresivo. Pero si crees que sufres de depresión, busca ayuda. Quizá sea difícil dar ese primer paso, pero es la única manera de comenzar a entender los sentimientos que experimentas, cómo estos afectan a tu salud y cómo resolverás el problema y seguirás avanzando.2

Muévete más

Mantenerse activo es uno de los pilares para controlar la diabetes. Si te sientes molesto o nervioso, con solo ir a dar una vuelta por tu barrio ya te sentirás mejor. Te ayuda a distraerte y a no obsesionarte con los problemas que tienes, hace que liberes endorfinas, disminuye los niveles de glucemia y también te puede ayudar a dormir mejor por la noche.

Encuentra un grupo de apoyo

Rodéate de personas que te puedan ayudar a largo plazo, ya sea emocionalmente o físicamente. No hay duda de que tus amigos y familiares lo quieren, pero conocer a otras personas que tienen las mismas experiencias y preocupaciones que tu es algo muy especial.

Se tu propio mejor amigo

A veces debes defenderte a ti mismo y exigir tus necesidades se atiendan, ya sea en el trabajo, en tu casa o incluso con tus amigos. No dejes que las personas asuman lo que quieran sobre lo que significa vivir con diabetes. Ten preparadas respuestas para las preguntas más comunes (por ejemplo: ¿podrás volver a comer azúcar?) y así podrás informar a todas las personas que te rodean sobre lo que es la diabetes y lo que no es.

Felicidad a largo plazo

Es completamente posible crear una vida feliz cuando tienes diabetes a pesar de todos los altibajos que se presentan en el camino. Con el paso de los años, aprenderás muchas lecciones por medio de prueba y error, pero cada nuevo aprendizaje sobre cómo controlar adecuadamente la diabetes te da mayor confort y seguridad. Consulta con tu equipo médico para vivir una vida que sea lo más saludable posible. Todo va sumando. Con el tiempo, te darás cuenta de que “no puedo” fue reemplazado por “sí puedo” en cada aspecto de tu  vida, todos los días.

Perdonate a ti mismo: errores comunes en el camino de la diabetes

  • No desayunar
  • Sobrecorregir valores bajos de glucemia
  • No contar hidratos de carbono
  • Premiarse a sí mismo con comida o bebidas
  • No hacer preguntas en las consultas con el equipo médico
  • Tratar de ser perfecto

Hipoglucemia: cómo reconocer los signos y saber qué precauciones tomar 

Puedes reconocer los signos: hambre, sudoración, mareos o algo de debilidad. Esos son signos de hipoglucemia, es decir, niveles bajos de glucosa en la sangre, lo que significa que tienes que actuar.

¿Qué causa los niveles bajos de glucemia?
Para la mayoría de las personas, un nivel bajo de glucemia se encuentra por debajo de 70 mg/dl.1
Tomar demasiada medicación, no alimentarse lo suficiente o hacer ejercicio puede reducir los niveles de glucemia. De hecho, la hipoglucemia puede ocurrir hasta 12 horas después de haber hecho ejercicio.1 Pero no seas demasiado duro congo mismo. En el 50 % de los casos, no es posible determinar qué fue lo que produjo los niveles bajos de glucosa en sangre.1 Concéntrate en el tratamiento y una vez que los niveles se estabilicen, piensa qué puede haber causado el episodio de hipoglucemia.

Señales de advertencia de hipoglucemia
Si bien todas las personas son diferentes, en general, la hipoglucemia se caracteriza por los siguientes síntomas:2

  • Sensación de debilidad o aturdimiento
  • Temblar o tiritar
  • Sudar
  • Dolor de cabeza o mareos
  • Falta de concentración/comportamiento extraño
  • Llanto o sensación de irritabilidad
  • Hambre
  • Entumecimiento en labios y dedos de las manos

¿No estás seguro de cómo te sientes? Controla tus valores. Una medición rápida de glucemia es una forma sencilla de comprobar si tus niveles de glucosa en la sangre están bajos.

Algunas personas no presentan ningún signo de advertencia de hipoglucemia. Esto se conoce como “hipoglucemia asintomática”.1 Si no notas ningún signo de hipoglucemia, consulta con tu profesional de la salud sobrecomo monitorizar cuidadosamente de tus niveles de glucemia, para ajustar tu tratamiento con insulina y para valorar la necesidad de un sistema de monitorización continua de glucosa u otras estrategias que puedan ayudarte a evitar la hipoglucemia..1

Cómo tratar los niveles bajos de glucemia
Cuando tus niveles de glucemia son bajos, el objetivo está muy claro: hay que subirlos. Algunas personas utilizan la “regla 15/15” como recordatorio, que significa consumir 15 gramos de carbohidratos, esperar de 10 a 15 minutos y controlar sus valores de nuevo. Repite este proceso tantas veces como sea necesario.2,3
Para consumir 15 gramos de carbohidratos, te damos los siguientes ejemplos:1,2

  • 150 ml o 3/4 vaso de refresco con azucar
  • ½ vaso de zumo de fruta
  • 3 cucharaditas o 15 ml de azúcar o miel
  • 6 o 7 dulces o caramelos duros
  • Tabletas premedidas de glucosa o gel de glucosa

Una vez que los valores de glucemia se han estabilizado dentro de un rango seguro, ingiere carbohidratos de larga duración, como pueden ser un sándwich, yogur o fruta.2

Cuando ya no se puede comer para tratar la hipoglucemia
Si no se trata, la hipoglucemia puede convertirse rápidamente en una urgencia médica. En los casos de hipoglucemia grave, deberías tener que evitar comer para corregir los niveles bajos de glucemia. Si bien es poco probable que eso represente un problema si tienes diabetes tipo 2, las personas con diabetes tipo 1 deberían estar preparadas para una situación de este tipo.1 Tal vez sea por esta razón tu médico te ha recomendado que lleves contigo un kit de glucagón. Cuando otra persona te administra la inyección, la hormona glucagón rápidamente estimula al cuerpo para producir la glucosa que necesitas.2
Habla con tus amigos y familiares para que sepan a qué síntomas prestar atención y, si llegara a ser necesario, cómo utilizar el kit de emergencia de glucagón.

Pages