Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

Orientación para personas con diabetes durante el avance del COVID19

En diciembre de 2019 se identificó un nuevo coronavirus en Wuhan, provincia de Hubel en China. Este virus, que causa enfermedades tanto en humanos como animales, se extendió por el país rápidamente causando una epidemia en toda China. En un breve plazo de tiempo, el virus se ha propagado de manera rápida a nivel mundial, con especial afectación en España e Italia. En la actualidad se está estudiando el comportamiento del virus a medida que evoluciona y se está trabajando para buscar soluciones para esta pandemia.

¿CÓMO SE PUEDEN CONTAGIAR LAS PERSONAS?

Como cualquier otra enfermedad respiratoria, el COVID19 se transmite a partir de partículas de saliva provenientes de la boca de una persona infectada mientras habla, tose o estornuda.

Los estudios que se tienen hasta la fecha demuestran que el virus puede sobrevivir en el ambiente desde unas horas después del contacto hasta pasados unos días, dependiendo de la superficie y las condiciones medioambientales. La forma más habitual de contagio es que un individuo toque una superficie contaminada y luego se pase la mano por la cara. Son especialmente sensibles boca y nariz al estar conectados directamente con el sistema respiratorio.

¿QUÉ SEVERA PUEDE SER LA INFECCIÓN?

Datos estadísticos indican que el 98% de las personas afectadas sobreviven a esta enfermedad, siendo más del 80% de los casos considerados leves (los pacientes muestran una clínica similar a los de la gripe) y los pacientes se recuperan en su domicilio sin mayor complicación. Aún así, aproximadamente el 15% de los casos son considerados severos y el 5% pueden derivar en enfermedades graves. En algunas personas con patologías previas, el COVID19 pueden derivar en neumonías o, incluso, ser causa de muerte.

Las personas con problemas de salud previos, personas mayores o gente con enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas o hipertensión son considerados población de riesgo. Las personas que padecen diabetes forman parte de la categoría de alto riesgo en caso de contraer el virus y, por ende, deberán extremar las precauciones a modo de prevención.

¿CUÁLES SON LOS POSIBLES SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD?

La enfermedad del COVID19 aún se encuentra bajo estudio y no se ha podido establecer una sintomatología general. A pesar de eso, las autoridades sanitarias han detectado que la gran mayoría de personas afectadas presentan dificultades respiratorias, tos continuada, fiebre, cansancio y dolores musculares como síntomas más habituales.

Tampoco hay un patrón exacto entre el tiempo que pasa desde que la persona se infecta con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas. Según los casos que se han dado hasta la fecha, los pacientes han presentado síntomas entre 3 y 7 días después de la exposición. En algunos casos, se ha tenido constancia de primeros síntomas a los 14 días.

¿QUÉ MEDIDAS SE PUEDEN TOMAR PARA EVITAR LA ENFERMEDAD?

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o utilizar soluciones alcohólicas, especialmente antes de comer y después de estar con gente.No compartir alimentos, utensilios o toallas
  • Mantener un metro y medio de distancia con las personas
  • Separarse de la gente que estornude o tose
  • En caso de estornudar o toser, tapar siempre la nariz y boca con un pañuelo desechable
  • Llevar mascarilla en caso de contagio
  • Si se comienza a sentir enfermo con síntomas respiratorios, permanecer en casa y notificar al sistema sanitario que se encuentra enfermo.

¿QUÉ PASA CUANDO UNA PERSONA CON DIABETES SE PONE ENFERMA?

Ante una enfermedad, el cuerpo de las personas con diabetes reacciona produciendo una mayor cantidad de hormonas de lo habitual. Este incremento de hormonas durante una infección provoca un augmento los niveles de azúcar en sangre a la vez que reduce la eficacia de la insulina a la hora de reducir dichos niveles. Para personas con diabetes, cualquier enfermedad puede derivar en altos niveles de azúcar en sangre, provocando complicaciones más severas. El COVID19 se encuentra dentro de las enfermedades que pueden afectar los niveles normales de azúcar en sangre y es por eso motivo que deben extremar las precauciones en estos momentos excepcionales.

¿QUÉ HACER SI UNA PERSONA CON DIABETES PRESENTA SÍNTOMAS DE CONTAGIO DE COVID19?

Si una persona con diabetes presenta dificultades respiratorias, fiebres altas o ataques de tos y cree que puede haber estado expuesta al COVID19, debe ponerse en contacto con su centro de salud con la mayor brevedad posible.

En caso de presentar posibles síntomas de coronavirus, se recomienda no acudir a los centros hospitalarios. Se han habilitado teléfonos para afectados, así como pruebas vía Internet para atender a las personas. El personal médico dará respuesta a todos los casos, dando prioridad a aquellos que sean más urgentes.

Se aconseja a aquellos que se les haya indicado ir a un hospital, llevar puesta una mascarilla a modo de evitar expandir el contagio. Una vez en el centro de salud, el personal médico los ubicará para que sean examinados con seguridad. Se procederá a la extracción de muestras tomadas en nariz y garanta para comprobar si está o no presente el virus.

Las personas con diabetes serán considerados pacientes de riesgo en el caso de contraer el coronavirus. Es conveniente adelantarnos al posible escenario de contagio y tomar las siguientes medidas:

  • Tener la cantidad de suministros necesarios, esto incluye la medicación prescrita por los médicos como la monitorización de la glucemia
  • Tener a mano el número de teléfono de la farmacia más cercana, así como el centro médico habitual
  • Verificar con el personal sanitario las pautas de insulina, así como alimentación

Es probable que los pacientes con diabetes noten alteraciones en el control glucémico durante los días de enfermedad. Es muy importante mantener un control de la glucosa en sangre y monitorizar su evolución. En caso de que el paciente con diabetes se encuentre en su domicilio, debe contactar con su equipo de salud para un mayor control de la glucosa en sangre y poder adaptar la medicación (especialmente insulina) así como la dieta.

Aspectos a tener en cuenta en caso de infección de coronavirus:

  • Mantenerse hidratados
  • Monitorizar la glucosa en sangre con frecuencia
  • Monitorizar la temperatura
  • Si está en tratamiento con insulina, monitorizar los cuerpos cetónicos (si se puede en sangre)
  • Seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de su equipo de salud.

¿QUÉ HACER SI UN FAMILIAR DE UNA PERSONA CON DIABETES ESTÁ CONTAGIADA Y VIVEN JUNTOS?

Con el objetivo de evitar la propagación del virus y a modo de proteger a las personas con diabetes, es imprescindible que se apliquen las medidas apropiadas para la prevención y control de la enfermedad. El paciente contagiado deberá estar monitorizado en todo momento para descartar un deterioro clínico.

Medidas a tener en cuenta:

  • Es recomendable que la persona contagiada se ubique en una habitación diferente a las del resto de la casa y que cuente con buena ventilación.
  • En el caso de tener que estar en el mismo espacio, se recomienda guardar una distancia de un metro y medio entre la persona enferma y el resto de los habitantes.
  • Practicar una buena higiene personal y lavarse las manos con agua y jabón con asiduidad es básico para prevenir el contagio. En el lavado de manos es preferible usar toallitas desechables en lugar de toallas.
  • En caso de contagio el paciente deberá llevar una mascarilla con el objetivo de contener las secreciones nasales.
  • Los pacientes deberán cubrirse la boca y la nariz en caso de estornudo o tos con pañuelos desechables.

 

Fuentes:

  • International Diabetes Federation. “How to manage diabetes during an illness?”
  • International Diabetes Federation. “Información sobre el brote de Corona-Virus 2019 (COVID19)”